Estropajo: ¿Cuál es su origen?

por | 26 febrero, 2021

Estropajo. Los profesionales de la limpieza, amas de casa o cualquier persona que esté familiarizada con la limpieza de un hogar, oficina o entorno profesional sabrá la importancia que tiene este utensilio de limpieza.

¿Para qué sirve el estropajo?

Para los que anden un poco más allá que acá, un estropajo es una herramienta de limpieza para fregar vajilla, sartenes, lavabos, vitrocerámicas, etc.

¿Cómo se usa? ¡Súper fácil! Solo tienes que humedecerlo y verter la cantidad que consideres de jabón de lavavajillas encima. Luego frotas enérgicamente la superficie a limpiar hasta que la suciedad se haya eliminado.

Si vamos un paso más allá, observaremos que existen diferentes tipos de estropajos. Algunos combinan áreas rugosas con otras más lisas para una limpieza más eficaz, o para limpiar ciertas superficies más delicadas.

¿De qué material está hecho el estropajo?

Para ello se utilizan diversos materiales como el estropajo esparto, luffa, Poliéster, acero inoxidable o estropajo de aluminio. Como habrás podido leer, algunos proceden de origen natural y otros no. La elección de uno u otro dependerá de la necesidad y superficie a limpiar. Si quieres saber más sobre los tipos de estropajos y sus usos, puedes leer nuestro artículo Tipos de estropajos y sus usos.

Pero seguramente, si eres un friki del conocimiento y te lo preguntas todo, te habrá surgido la duda de cuál es la historia de este utensilio de limpieza, ¿De dónde vienen? ¿Cuál es su origen?

¿De dónde vienen los estropajos?

Edwin W. Cox fue el inventor del estropajo. Detectó que las amas de casa tenían gran preocupación por la higiene y limpieza de la vajilla. Así que, dándole vueltas a su cabeza, ideó la forma de unir un trapo (o lo que en aquella época se conocía como tal) y pequeñas virutas de acero. Esto resultó algo parecido al estropajo que conocemos hoy día, con una parte suave y otra un poco más abrasiva.

Como podéis imaginar, este invento fue rápidamente aceptado entre las amas de casa, lo que le llevó a patentarlo en el 1917. Pero, ¿Desde el principio se llamó estropajo? ¡No! Este término es más moderno. Cuando el señor Cox patentó su idea, la llamó “Save Our Saucepans” o popularmente conocido como SOS.

¿A que no te lo esperabas?

Si te ha parecido interesante este artículo sobre el nacimiento del estropajo y quieres incluir uno o un pack solo tienes que visitar nuestra sección Estropajos de la web.

Encontrarás estropajos ecológicos, con fibra verde, con fibra blanca, estropajos de acero inoxidable, salva uñas, estropajos de almohadillas de acero inoxidable, y un sinfín de posibilidades para decirle adiós a la suciedad.