Limpiar una freidora: Consejos y productos para dejarla como nueva

por | 18 febrero, 2021

En el complejo mundo de la hostelería existen multitud de herramientas que ayudan mejorar la eficiencia al tiempo que facilitan el trabajo. Una de ellas es la freidora. Muy utilizada tanto en el entorno doméstico como profesional.

Gracias las múltiples posibilidades que ofrece el mercado, se ha hecho protagonista en los menús diarios de infinidad de cocinas alrededor del mundo.

Pero, como todos sabemos, el uso continuado de aceites y frituras variadas hacen que la suciedad de la freidora se acumule en todos los rincones, empeorando el funcionamiento de la misma y acortando su vida útil.

Para evitarlo, solo tenemos que realizar una limpieza regular de la freidora para mantenerla en el mejor estado posible. Además, repercutirá en el propio acabo de los alimentos fritos dentro de ella.

Limpiar una freidora

¿Cómo limpiar una freidora?

Como hemos comentado, el buen mantenimiento y limpieza de la freidora no solo alarga su vida, sino que contribuye a disminuir los gastos de electricidad. Para limpiar la freidora correctamente debes leer siempre el manual del fabricante.

No obstante, te damos algunos consejos sobre qué pasos seguir para que tu freidora quede limpia e impoluta:

  • Para comenzar, asegúrate que la freidora queda desconectada totalmente de la corriente y que está fría. Este paso es muy importante para evitar lesiones.
  • Si deseas reutilizar el aceite que contiene la freidora, resérvalo en un tarro mientras dura el proceso de limpiado de la freidora para poder utilizarlo más adelante.
  • En el caso que no desees reutilizar dicho aceite, asegúrate de reciclarlo correctamente. Nunca tires el aceite por el desagüe o por el inodoro.
  • El tercer paso sería limpiar los restos de aceite que hayan quedado dentro de la freidora. Para ello, te aconsejamos utilizar una bayeta o papel de cocina que luego puedas limpiar o desechar sin problemas.
  • A continuación, desmonta la canastilla y métela en un cubo con agua caliente durante 20 minutos para facilitar la limpieza de los restos y grasas. Luego, limpia todos los restos de suciedad con la ayuda de un estropajo.
  • Llena el recipiente de agua, vierte un sobre monodosis de desengrasante para freidoras y pon a calentar la freidora. Si tu freidora es superior a 30 litros, vierte 2 sobres de desengrasante para freidoras.
  • Deja actuar entre 20 y 20 minutos. Luego, con la ayuda de una bayeta o estropajo especial, frota los restos de comida o suciedad incrustada hasta eliminarla.
  • Vacía el recipiente de la freidora y aclara con abundante agua para eliminar cualquier resto de desengrasante para freidoras que se haya podido quedar.
  • Por último, con la canastilla y el cubo limpio, vuelve a montar tu freidora e introduce el aceite, ya sea nuevo o reciclado.

¡Importante! Asegúrate de haber enjuagado bien todos los restos de desengrasante que pudiera quedar en la freidora para evitar intoxicaciones.

Si el desengrasante para freidora se pone en contacto con el ojo, rostro, manos o pelo, por favor, enjuga inmediatamente la zona con abundante agua durante varios minutos y ponte en contacto con un médico para revisar lo ocurrido. Si quiere consultar la información de este y otros desengrasantes para limpiar vitrocerámicas, desengrasante en frío, o desengrasante ecológico solo tiene que hacer click aquí

En Clim Profesional somos expertos en productos de limpieza e higiene online. Recibe tu pedido en 24 horas y págalo de la maneras más cómoda y que mejor se adapte a ti.

Llámanos al 901001 804 o escríbenos para resolver cualquier duda y ampliar información. Te asesoramos antes, durante y después de la compra.